R&A Consulting

Atención con el “Goodwill Tributario” al comprar o fusionarse con otras empresas

La reciente Reforma Tributaria chilena modificó el tratamiento del Goodwill Tributario que se genera al concretar una fusión o compra de otra empresa

¿Qué es el Goodwill Tributario?

Para explicarlo de forma simple, el Goodwill Tributario es la diferencia positiva que se genera cuando comparamos el valor que pagamos efectivamente por la compra de la propiedad de una empresa versus el valor o monto del Capital Tributario de la sociedad que estamos adquiriendo o fusionando.Normalmente se produce por algunos conceptos que no es posible reflejar en los estados financieros. Por ejemplo, el valor que asignamos a una muy buena cartera de clientes, el valor de la Marca y su imagen en el mercado, el valor futuro que esperamos obtener por negocios incrementales que se logran al fusionarse, etc.

Tratamiento del Goodwill Tributario en Chile

Existen tres etapas claramente identificables que explicaremos brevemente y de forma simple:

Etapa 1 ; hasta el 01 Enero 2013: Antes de esta fecha no existía un reconocimiento explícito de este Concepto en las leyes tributarias y sólo se regulaba por interpretaciones y jurisprudencia que emitía el SII (Servicio de Impuestos Internos). Básicamente, ante la existencia de este Goodwill, se indicaba que dicho valor debía ser distribuido proporcionalmente entre todos los activos no monetarios y, de no existir éstos, se debía amortizar en 6 cuotas anuales iguales.

Etapa 2; Entre 01 Enero 2013 y 31 Diciembre 2014: En este período rigió el tratamiento tributario que se incorporó a la Ley sobre Impuesto a la Renta por la ley N° 20.630 publicada el 27/09/2012 y que entró en vigor el 01/01/2013. Con esta ley se definió por primera vez el concepto legal de Goodwill en las leyes tributarias, definiéndolo como la diferencia positiva que se produzca al restar el valor total de la inversión realizada en derechos o acciones con el capital propio de la sociedad absorbida. Según esta normativa, el Goodwill Tributario debe ser distribuido sólo entre todos los activos no monetarios cuyo valor tributario sea inferior al corriente en plaza (no es cualquier activo no monetario), teniendo como tope el valor corriente en plaza. El Goodwill Tributario que no alcance a ser distribuido se contabilizará como Gasto Diferido, rebajándose anualmente en 10 cuotas.

Etapa 3; Desde el 01 Enero 2015: A partir de esta fecha entra en vigencia la ley 20.780 publicada el 29/09/2014 y que modificó la Ley sobre Impuesto a Renta. En lo referente al tratamiento del Goodwill Tributario la modificación señala que el Goodwill debe distribuirse entre los activos no monetarios recibidos (de la empresa que es absorbida o fusionada), hasta el valor corriente en plaza de estos bienes. Respecto al Goodwill no distribuido, reemplaza el concepto de “Gasto Diferido” por el de “Activo Intangible”. Además, especifica que este activo intangible sólo puede ser castigado o amortizado con la disolución de la empresa o sociedad, o en su defecto, al término de giro de la misma. La misma ley agrega que, este activo intangible formará parte del Capital Propio Tributario de la empresa y, como tal, estará sujeto anualmente a la Corrección Monetaria ( N° 6 del artículo 41 de la Ley de Impuesto a la Renta).

En resumen, esta última modificación viene a modificar de forma importante el tratamiento del Goodwill tributario y, por tanto, todas las inversiones o desiciones que impliquen fusiones, compras o absorciones deben analizar a la luz de estos cambios el Valor Económico de determinada desición.

Salir de la versión móvil